sábado, 12 de mayo de 2012

Gracias, Maestra Assunta

Desde Japón, donde nos encontramos concluyendo la visita fraterna, deseo unirme a todas ustedes hermanas y hermanos, en el recuerdo gozoso y agradecido de Maestra Assunta.
Conservo en el corazón, como gran privilegio, los varios encuentros con ella. Y no sólo aquellos de los años cuando estaba en perfecto estado físico y mental.
Recuerdo con especial emoción, pero también con alegría, una tarde, en la Casa Alberione de Albano, donde contaba a las hermanas de una visita fraterna apenas terminada en un país lejano. Hablaba del fervor de las hermanas, de las numerosas y creativas iniciativas apostólicas…
Maestra Assunta estaba en primera fila, con los ojos brillantes. De vez en cuando me interrumpía con una pregunta: «¿Pero las Hijas hacen todo lo posible para difundir el Evangelio?».
Al final del encuentro me acerqué a Maestra Assunta. Me fijó los ojos y me dijo decidida: «Y tú, ¿tú qué haces por el Evangelio?».
Maestra Assunta querida, te recordaré siempre así, y me dejaré inquietar por esta pregunta que verdaderamente es el corazón de nuestra vocación apostólica.
Nos has dado mucho, nos has enseñado mucho.
Sé que continuarás haciéndolo desde los jardines del Paraíso, allá donde ahora estarás con todos nuestros santos y santas.
A tu intercesión de apóstol fiel e incansable confío cada Hija de San Pablo, las jóvenes en formación y las innumerables obras e iniciativas.
Ruego al Señor que se digne concedernos, como herencia suya, la capacidad de dejarnos inquietar por las necesidades de la humanidad y la audacia de responder a ellas con prontitud y entusiasmo.
Gracias Maestra Assunta, de parte mía y de todas las Hijas de San Pablo y de cada miembro de la Familia Paulina.
¡Hasta pronto! Te queremos mucho.
Sor M. Antonieta Bruscato
Superiora general

sábado, 5 de mayo de 2012

Jóvenes y comunicación

El 58% de los niños entre 2 y 5 años juega en los videogame, saben ingeniárselas con el iPad, pero no saben usar la bicicleta y el 11% no sabe cómo atar los cordones de sus zapatos y tampoco saben responder correctamente cuando se les pide la dirección de su casa. Es el destino de la screen generation que desde los primeros meses de vida, ya tiene contacto con los display de Computers, videogame, celular y de los dispositivos touch como tablet e smartphone antes de haber aprendido habilidades útiles para la vida de todos los días.

Son sólo los últimos datos de una investigación que entendía monitorear cómo ha cambiado la interacción entre niños y tecnologías. 
La Y generation 
La era digital se caracteriza por una generación joven que ha nacido con las nuevas tecnologías, está plasmada por ella, la usa con gran desenvoltura y, lamentablemente, también con gran indiferencia e inconsciencia de los mecanismos profundos que las regulan, atentos a un uso solo de oportunismo y funcional. Cambia el modo de comunicar, la percepción del tiempo y del espacio, el concepto de realidad, como también el modo de hacer los hijos, de crecerlos y de educarlos, de aprender y de enseñar.

Describir hoy a los jóvenes, requiere un gran esfuerzo de conocimiento y de comprensión de sus lenguajes, de las formas de comunicación y de sus expresiones. El joven de hoy se conecta en tiempos múltiples y se mueve a través de espacios descentrados y ambivalentes. A todos los meridianos y paralelos y los ambientes que frecuenta son siempre más espacios donde el tiempo y el consumo de bienes, reales y virtuales, se funden y se con-funden.

La cosmovisión juvenil se configura a partir de intercambios comunicativos planetarios. Los jóvenes experimentan una sensación de ubicuidad, moviéndose a través de las diversas culturas y geografías virtuales, entrando

en relación con otras lenguas, otras culturas, llegando a ser protagonistas de un conocimiento híbrido.

Ellos “son” la comunicación hodierna, han nacido en ella, la aman, la consuman y la producen.

La Ygeneration agudiza la sensibilidad y los procesos cognitivos, parte de la imagen. Es una generación habituada a poner en común las experiencias, a confrontarse de forma directa, a darse consejos y a dialogar simultáneamente. Su jornada pasa de un teclado a otro: pasan velozmente de la del Computers al iPod (esta actividad se llama multitasking) viviendo (o mejor pasando) por múltiples experiencias. Contemporáneamente estudian, chatean, escuchan música, responden al celular, miran la televisión (en el Web, obviamente).

El tejido social ya está separado en dos grandes grupos culturales: los digital natives (nativos digitales), ellos, los jóvenes, que han nacido en el mundo de la tecnología digital, y los digital immigrants (inmigrantes digitales) y nosotros, que nos hemos proyectado (o lanzados?) de adultos.

La fractura se generada por una alteración de las conexiones neuronales del cerebro de las jóvenes generaciones, que modifica y transforma las tradicionales diferencias generacionales en algo nuevo: una vorágine, que los licenciados llaman brain gap. En los niños que tienen una interacción precoz con la televisión y con el Computers, las conexiones cerebrales se desarrollan de modo diverso respecto a quien ejercita una actividad de lectura y escritura o una actividad corpórea. En particular hoy en la escuela (pero no solo), se ponen en contacto con docentes y alumnos que, por sus diversas experiencias cognitivas precoces, tienen estructuras cerebrales diversas y por esto dialogan con gran dificultad.

Esta verdadera y propia mutación antropológica se traduce en una necesidad de lateralizarse, de estar continuamente conectados en el contexto fluido de la informació
n. 
Fuente: http://www.paoline.org/paoline/allegati/10864/GiovaniComunicazione-esp.pdf

domingo, 29 de abril de 2012

Visita a las comunidades de Albano

El Lunes de Pascua, hemos ido a visitar a las hermanas de las tres comunidades de Albano: Giacomo Alberione, Tecla Merlo y Hospital Regina Apostolorum. Nos hemos presentado a través de un power point, de bailes y cantos en varios idiomas. Algunas de nosotras han participado en una danza indiana. Las hermanas eran felices al vernos, y escuchar los cantos que hemos preparado para ellas, y también ellas han cantado con nosotras. Algunas hermanas de estas comunidades han iniciado la presencia paulina en India, Pakistán, Taiwán, y han vivido muchos años como misioneras en Estados Unidos y algunos países de África. Cuando han visto a las hermanas jóvenes que vienen de los países donde ellas han vivido se han sentido muy contentas y han recordado momentos bellos y también difíciles de su vida misionera.
En la tarde, Sor Rosalba Martino nos ha presentado brevemente la historia del Hospital de Albano y nos ha acompañado a visitar algunos locales: el nuevo reparto de cirugía, la primera capilla y la habitación donde la Primera Maestra se encontraba cuando visitaba la comunidad y también la sala del Hospital donde falleció, que ahora es una pequeña capilla. En el viaje de regreso a Tor San Lorenzo hemos hecho una breve visita a la Casa de Ejercicios de Ariccia.
Durante la visita a estas casas, algunas han dicho que a través de estos lugares han podido constatar mayormente cuanto el Beato Alberione decía: "Todo es de Dios y todo lleva al Magnificat".

Fuente:
Curso de preparación a la profesion perpetua
Abril 2012

sábado, 21 de abril de 2012

Lo que si es la vocación

• Un acontecimiento. Acontece en la vida de la persona. Sucede como algo nuevo, rodeado de circunstancias históricas, sucede en el tiempo. Por ello, es preciso descubrirla, discernirla, disponerse para una respuesta.

• Un acontecimiento misterioso. Es decir, que se comprende únicamente desde la conciencia de la presencia de Dios. El misterio de la vocación ilumina grandemente la vida de una persona y todas sus circunstancias, da claridad y seguridad para obrar.

• El ser humano como actor.
Aunque es Dios quien llama, evidentemente el hombre tiene calidad de persona actuante, de colaborador con Dios en el misterio de su vocación. Por ello, tiene la responsabilidad de acoger el llamado que se le hace.

• Dialogando con Dios. La relación es fundante para la persona. Es una de las características que la definen: es persona porque puede relacionarse consigo misma, con los demás y con Dios. Esa voz que llama, implicando toda su personalidad y toda su vida, solamente puede ser de Dios. ¡Sólo él es Señor!

• Una misión. La vocación se asienta en una realidad. Dios llama a todas las personas motivado por el amor a ellas y al pueblo entre el cual viven, pero la vocación no es un simple privilegio, tiene un último destinatario: el pueblo. El hombre es llamado por Dios y es enviado a la vez por el que llama para enviar. Vivir una vocación es asumir una misión.

• Una respuesta concreta. La respuesta humana es un componente esencial de la vocación. Por tanto, si no hay llamado de Dios no hay vocación, como no la habría sin la respuesta del ser humano. La vocación es la conjunción de estos dos elementos: humano y divino. Dios toma la iniciativa, es verdad, pero toma en cuenta a la persona elegida. Nos ama y respeta y nos invita a colaborar con Él.

Consecuencias

• Para quien adquiere conciencia del llamado de Dios, Dios y los signos de su presencia serán siempre su única seguridad; lo demás perderá solidez.

• La persona llamada es alguien que ha salido de sí y de sus intereses para buscar los intereses de Dios (Teresa de Ávila) que son los mismos intereses del pueblo.

• La vocación implica la dedicación de las personas con todo lo que ellas son. Por ello no se puede decir: tengo vocación; más bien hay que reconocer que la vocación nos tiene, nos posee y nos destina a dar unos frutos concretos.

• Se parece a un enamoramiento, en el que todas las cosas son interpretadas desde el amor.

domingo, 15 de abril de 2012

Misericordia. Vivir el mensaje

“Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia”.(Mateo 5,7).
 
Las prácticas de devoción reveladas por medio de Sor Faustina nos fuerón dadas como“recipientes de misericordia”a través de las cuales el amor de Dios puede derramarse sobre el mundo, pero debemos también mostrar misericordia al prójimo. Poner en práctica la misericordia no es una opción de la devoción a la Divina Misericordia; !Es un requisito!. Jesús le habla muy fuerte a Santa Faustina sobre esto:"Exijo de ti obras de misericordia que deben surgir del amor hacia Mí. Debes mostrar misericordia al prójimo siempre y en todas partes. No puedes dejar de hacerlo ni excusarte ni justificarte"(Diario, 742).

Nuestro Señor mismo, nos propone tres formas de hacer misericordia y nos lo pide por medio de Santa Faustina: "Te doy tres formas de ejercer misericordia al prójimo; la primera es la acción, la segunda es la palabra, y la tercera es la oración. En estas tres formas está contenida la plenitud de la misericordia y es el testimonio irrefutable del amor hacía Mí" (Diario, 742).

Santa Faustina aprendió que cuando practicaba las obras de misericordia, a quien en realidad servía era al mismo Salvador misericordioso “En verdad les digo que, cuando lo hicieron con alguno de estos más pequeños, que son mis hermanos, lo hicierón conmigo” (Mt 25, 35-40).
La Santa Madre Iglesia nos propone las “Obras Corporales y Espirituales de Misericordia”.
Obras Corporales de Misericordia: 1-Dar de comer a los hambrientos. 2-Dar de beber a los sedientos. 3-Vestir a los desnudos. 4-Dar asilo a los desamparados. 5- Visitar a los enfermos. 6- Consolar a los prisioneros7-Enterrar a los muertos.

 Obras Espirituales de Misericordia: 1-Amonestar a los pecadores. 2-Instruir a los ignorantes. 3- Aconsejar a los que tienen dudas. 4-Consolar a los afligidos. 5- Soportar con paciencia los errores de los demás. 6-Perdonar las ofensas. 7- Orar por los vivos y los muertos.
De las mayores obras de misericordia que podemos realizar es la oración por los moribundos. Para Santa Faustina, éste era un aspecto importante de su misión de misericordia.: Jesús le recalcó la importancia: “Reza, cuanto puedas, por los agonizantes, impetra para ellos la confianza en Mi misericordia, porque son ellos los que más necesitan la confianza quienes la tienen muy poca. Has de saber que la gracia de la salvación eterna de algunas almas en el último momento dependió de tu oración” (Diario, 1777).

En particular, Jesús le recomendó a Santa Faustina utilizar la Coronilla para ayudar a los moribundos: "Defenderé como Mi gloria a cada alma que rece esta coronilla en la hora de la muerte, o cuando los demás la recen junto al agonizante, quienes obtendrán el mismo perdón" (Diario, 811).

Junto con la oración para los moribundos, otra gran obra de misericordia es la oración por los difuntos, Jesús animaba a Santa Faustina a recordar a las almas que estan en el purgatorio: "Entra a menudo en el purgatorio, ya que allí te necesitan las almas" (Diario, 1738).
Hagamos nuestras estas palabras de Santa Faustina:"Jesús mío, haz mi corazón semejante a Tu Corazón misericordioso, Jesús, ayúdame a pasar por la vida haciendo el bien a todo el mundo" (Diario, 692), para que cada vez seamos más los misericordiosos, ya que son muy pocos los que se conduelen del hermano en desgracia y menos aún los que quieren compartir lo que a ellos Dios generosamente les otorga, con los que menos tienen.

sábado, 7 de abril de 2012

Pascua de Resurrección de 2012

Queridas hermanas y jóvenes en formación:

Con renovado estupor y viva conmoción me dirijo a ustedes con el anuncio que fundamenta nuestra fe, sostiene nuestra esperanza y motiva nuestra caridad:

¡Cristo ha resucitado! ¡Verdaderamente ha resucitado!

Me gustaría que este "grito" de júbilo pasara hoy de boca en boca en nuestras comunidades; que cada una de nosotras lo repitiera en primer lugar a la que se encuentra a su lado, compartiendo la vida cotidiana con sus alegrías y fatigas. Acojámoslo las unas de las otras, con la "prisa" de la que nos hablan los relatos de la Resurrección, iluminadas por aquella luz discreta que acompaña la prisa de María, de Pedro y Juan y se hace camino entre dudas, vacilaciones y perplejidades. Y al igual que aquellos primeros testigos, ayudemos también a los demás, nuestros compañeros de camino – a los hermanos y hermanas a quienes estamos enviadas – a hacer comprender que la Vida ha vencido la muerte para siempre, que el hálito del Viviente continúa alimentando el espíritu del mundo, que cada día es un milagro que nos acaricia, que la aventura de vivir tiene desde ya los rasgos de la eternidad. 

Hermanas, dejémonos invadir por el asombro de la Resurrección. Dejemos todo lo que nos ata, lo que nos aplasta, encierra, hiere… Bendigamos nuestra vida, gozando por lo que somos y hacemos, y por aquello que los otros son y hacen. Hagamos más profunda nuestra mirada para descubrir los muchos signos de resurrección en el mundo que nos está cercano y lejano. Hagámonos "evangelio" de paz y comunicadoras de la alegría que el Resucitado nos dona.

«La alegría», ha subrayado Benedicto XVI en el bellísimo mensaje para la Jornada mundial de la juventud 2012, «es fruto de la fe, es reconocer cada día su presencia, su amistad: "¡El Señor está cerca!" (Flp 4,5); es volver a poner nuestra confianza en Él, es crecer en su cono-cimiento y en su amor». 

Y la alegría, «don de Cristo resucitado del sepulcro, resucitado en el alma, resucitado en la humanidad» (don Alberione), resuene en el Aleluya pascual, para poder decir a to-dos: Sí, estamos seguras: ¡Cristo verdaderamente ha resucitado y es nuestra felicidad! 

Queridas hermanas, junto a las hermanas del Gobierno auguro a cada una, una Santa Pascua. Este augurio se extienda a sus familiares, a los colaboradores, y manifieste nuestro gracias por el bien que viven y realizan. 

La luz del Resucitado se irradie también en el camino de preparación al 10° Capítulo general, para que nuestra fe crezca en audacia y profecía, para hacer a todos «la caridad de la verdad».

Con afecto

Sor M. Antonieta Bruscato
Superiora general

domingo, 25 de marzo de 2012

El Inmaculado esplendor del amor

A medida que pasan los años desaparece la urgencia de las cosas, aún de aquellas buenas y virtuosas. Nos sentimos tan sólo hormigas que se agitan bajo el cielo de Dios, el único ser que continúa siendo verdaderamente especial. Antes yo tenía más ideales, más sueños, incluso apostólicos; hoy, m{s que nunca, se me abren los ojos a la verdad que sin Él, ‚nada podemos hacer‛. Donde el hacer nada significa también, que sin Cristo nada puedo gustar, nada pensar de significativo para mí, ni para los otros. La verdadera solución es hacer amistad con este nada, tanto, de hacernos injertar en Cristo ‚sin peros‛. Si falta este injerto, escribía don Alberione, ‚el hombre sigue siendo un ser incapaz y ridículo‛. Los santos son siempre así: gente segura de algunas pequeñas y elementales verdades llevadas al extremo por el amor. Pero ¿quién es este Él y qué cosa es este nada?

Empezamos desde la segunda pregunta. Cuando abrimos los ojos al esplendor de nuestro nada debemos hacer una seria aclaración: nosotros no somos ‘nada’ en sentido sustancial (lejos de ello): somos semejantes a Dios que reposa tranquilo en lo más profundo de nuestra alma, ¡tal como Jesús reposó sobre el cojín de la barca, durante la tempestad!); sino que lo somos respecto a nuestra voluntad efímera y a nuestros pensamientos desvanecidos, que reducen todo a la medida de nuestra mediocridad en la cual a menudo nos entretenemos. Este ‘nada’ no es un problema para Dios, sino el hecho de disimular que no existe. Aceptemos con los ojos abiertos la nada que somos y limpiemos nuestra alma de tal modo que se convierta en lugar nítido donde pueda resplandecer la Gracia.

Pero la Gracia ¿en qué forma? Aquella del Crucificado. Detengámonos un momento a pensar: Cristo, para redimirnos, podría haber muerto de cualquier otro modo; San Alfonso de Ligorio decía, que si Jesús sólo debía rescatarnos, podría haber muerto durante la matanza de los santos Inocentes de Belén. Pero hubiera sido un acto de amor distinto: bellísimo y agradable al Padre, pero incapaz de apaciguar nuestras peticiones. En cambio ha querido morir después de ‚suplicios inventados a propósito para Él‛ (Alberione) para hacernos comprender no tanto el amor, cuanto la calidad desmesurada de tal caridad. La exageración divina, que hace su amor además de grande, también nítido, estalla en el fondo de nuestra alma clavándonos en la verdad del axioma clásico: ‚¡el que no se ha conmovido meditando la Pasión, no sabe que cosa es el amor!‛

Pero lo mejor aún está por decirse: este Hombre clavado en el leño, sin vida y sin poder, es precisamente aquel sin el cual, nuestro nada queda irreparablemente tal. Del Impotente por excelencia, tenemos necesidad: sin él nada podemos gustar, amar, juzgar. He aquí la paradoja espiritual: ¡del Impotente tenemos necesidad! Nosotros, los hombres hemos ligado al Hijo de Dios. Para llegar a ser poderosos con Él, debemos reducirnos nosotros mismos a la impotencia, lig{ndonos a la Cruz. Se necesita poco; basta ser honestos. ‘Ligarse’ es ‘reconocerse’. ‚Yo soy aquel que soy, tú eres aquella que no eres‛ confiaba Cristo a Santa Catalina de Siena.

Cuaresma: contemplación de nuestro nada, que nos reconcilia con la vida y la muerte, con los errores del pasado y con los de los demás; tiempo para engañar al dueño del mundo que tiene prisioneros nuestros corazones, haciéndonos confundir lo inútil con lo verdadero (cf. F. Battiato). Pascua: el resplandor sobre nosotros del Inmaculado Esplendor del Amor.

Giuseppe Forlai, igs

sábado, 25 de febrero de 2012

La JMJ Río 2013 ya tiene logo

"Fue una actitud de fe participar de este concurso" afirma el joven Gustavo Huguenin, 25 años, creador del logotipo vencedor de la Jornada Mundial de la Juventud Río2013, que a partir de hoy será difundido por los cuatro rincones del mundo.

Gustavo, quien nunca participó de una Jornada, dijo que siguió la JMJ en Madrid al vivo, a través de internet. "Tenía un deseo muy grande de estar involucrado en esto como joven católico. Cuando anunciaron que la Jornada sería en Río, comencé a pensar que podría haber un concurso en el que yo pudiera participar, y pocos días después el concurso se abrió. Ya estaba con esa esperanza. Seguí las coberturas oficiales, a través del sitio de internet de la JMJ, y traje a mi corazón el deseo de que podría hacer algo", recordó.

Para Gustavo era como estar en un sueño: "De la misma manera como acostumbro hacer mis trabajos, como uso la imagen para la Iglesia, fue como elaboré el diseño. En la Iglesia tenemos que colocar espiritualidad dentro de las imágenes que presentamos. La manera como el mundo muestra algo y esto tener que ser apenas bello, pero en nuestra manera tiene que tener además contenido, cargar el significado de nuestra fe".
Gustavo recordó que antes de comenzar a dibujar leyó el capítulo entero del Evangelio de Mateo, de donde se sacó el lema de la JMJ Río2013 "Id y haced discípulos por todas las naciones" (Mt 28:19) y meditó para, a partir de aquella palabra, buscar inspiraciones para la imagen.

"En este pasaje bíblico vemos como Jesús va y se encuentra con sus discípulos en una montaña. Entonces, ya de entrada, no salía de mi cabeza la idea del Cristo Redentor - es Jesús quien está en una montaña. Aparte de ser el símbolo universal de Río de Janeiro, tenía mucho o todo que ver con el tema. Primero, en el proceso de creación pongo el concepto que debe ser trasmitido. Debería estar la figura de Jesús, la del discípulo y tal vez hacer alguna referencia sobre las naciones. Estas tres palabras si pudiesen ser trasmitidas gráficamente serían esenciales. Cristo consigue pasar a través del Cristo Redentor, el discípulo está representado por el corazón, ya que el discípulo es aquél que lleva, que carga a Jesús en el corazón, y las naciones representadas a través de las formas que recuerdan la ciudad de Río de Janeiro, que en aquel momento será el corazón del mundo para los jóvenes y que los acogerá, esto haciendo referencia a la montaña y al mar", concluyó.

lunes, 20 de febrero de 2012

Primera prfesión religiosa de Mariana Medina

El día 5 de febrero en la ciudad del Hatillo (Venezuela) nuestra querida novicia Mariana Medina hizo su primera profesión religiosa ante la presencia de sus mas cercanos familares y amigos.

En una hermosa celebración Eucarística, Mariana se comprometió a cumplir votos de pobresa, obediencia y castidad en medio de las Hijas de San Pablo. De esta manera cada año Mariana renovará sus votos por un año mas hasta finalizar el período de juniorado, para posteriormente realizar su profesion perpetua o consagración definitiva a Dios.
 
Le felicitamos y deseamos que Dios le ayude a ser fiel y que muchas jóvenes se sientan motivadas por su testimonio de entrega alegre y sencilla a Dios. 

A continuación compartimos las imágenes de lo que fueron los principales momentos durante y despues de la Eucaristía.



Entrada de Mariana








Entrega de las Constituciones



Con las hemanas de comunidad

Compartiendo con invitados
La hna. Maury y hna. Simona junto a unas invitadas
Mariana, una nueva Hija de San pablo



sábado, 21 de enero de 2012

Curso de Preparación a la Profesión Perpetua 2012

En Tor San Lorenzo, Italia, inició el curso de preparación a los votos perpetuos de un grupo internacional de jóvenes Hijas de San Pablo provenientes de catorce naciones.

El 20 de enero, en la Celebración Eucarística presidida por el Padre Guido Gandolfo, ssp, cinco de ellas renovaron los votos temporales: Sor Rosa (Taiwán), Sor Mireya (Colombia-Ecuador), Sor Sobia (Pakistán), Sor An Mei y Sor Marlyn (Estados Unidos). Sor M. Antonieta Bruscato, superiora general, dio inicio a este importante camino formativo explicando su finalidad a la luz del pensamiento del Fundador, el Beato Santiago Alberione.

A cada una auguramos un tiempo fecundo y santo.

Estos los nombres de las participantes:

Sor Rhodora - Filipinas
Sor Kamala - India
Sor Sobia - Pakistán
Sor Mireya - Colombia/Ecuador
Sor Gabriela - Argentina
Sor Ling - Filipinas
Sor Perpetue - Congo
or Hinga - India
Sor Salome - India
Sor Piermaria - Japón
Sor Edline - India
Sor An Mei - Estados Unidos
Sor Yenny - Venezuela
Sor Anna - República Checa
Sor Silvia - Italia
Sor Marlyn - Estados Unidos
Sor Cecilia - Kenya
Sor Philomena - Australia/India
Sor Vilma - Venezuela
Sor Sagaya - Italia/India
Sor Shiji - India
Sor Lea - Madagascar
Sor Zoe - Madagascar
Sor Rosa - Taiwán
Sor Terese - Congo

Equipo de Formación - Sor Samuela Gironi y Sor Germana Santos

sábado, 7 de enero de 2012

Día de la Divina Pastora (14 de Enero)

La imagen de la Divina Pastora, Patrona del estado Lara, se encuentra en la iglesia de Santa Rosa, pueblo cercano a Barquisimeto. Los larenses la veneran con especial cariño y devoción, regalándole sombreros y trajes de telas preciosas, algunos de ellos encargados a los modistos más afamados del mundo, motivo por el cual muchas personas comentan que no hay mujer en Venezuela que tenga un vestuario más lujoso que el de la Divina Pastora.

El comienzo de la veneración por la Divina Pastora se remonta al año de 1736, fecha en que el párroco de Santa Rosa encargó a un famoso escultor que le hiciera una estatua de la Inmaculada Concepción. No obstante, por una extraña equivocación, en lugar de la Inmaculada, llegó al pueblo la imagen de la Divina Pastora. De inmediato el párroco quiso devolverla, pero por mucho que lo intentaron, no pudieron levantar el cajón donde habían colocado la imagen. A partir de este momento la población interpretó este raro acontecimiento como señal de que la Divina Pastora quería quedarse entre ellos. Posteriormente, durante los sucesos del terremoto de 1812, el templo donde se veneraba la Divina Pastora fue destruido, pero su imagen quedó milagrosamente intacta, hecho que reforzó la creencia de los fieles de Santa Rosa de que la Virgen quería quedarse siempre entre ellos para protegerlos.
Finalmente, a mediados del siglo XIX venezolano tuvo lugar un acontecimiento que contribuiría a la consolidación definitiva de la Divina Pastora como patrona del estado Lara.

En 1855, se desató en Venezuela una terrible epidemia de cólera. Muchas familias de Barquisimeto fueron diezmadas por el terrible mal, ante lo cual fueron completamente inútiles medicinas, lamentos y plegarias. Desesperados y como último remedio, los pobladores decidieron sacar en procesión por las calles de Barquisimeto la imagen de la Divina Pastora para implorar su misericordia, la cual fue concedida, ya que a partir de ese mismo día, cesó la epidemia de cólera. Es por esto que en recuerdo de ese hecho, todos los 14 de enero se traslada, en una procesión multitudinaria y fervorosa, la Divina Pastora a la Catedral de Barquisimeto desde su iglesia de Santa Rosa.

Esta procesión es considerada la segunda más importante de latinoamérica, solo superada por la de la virgen de la Guadalupe en México

sábado, 31 de diciembre de 2011

Jornada mundial por la paz 2012

De los jóvenes llega hoy “una nueva esperanza” frente al “sentimiento de frustración por la crisis” que afecta a la sociedad, la economía y el trabajo. La convicción del Papa inspira el mensaje para la 45ª Jornada mundial de la Paz —que se celebra el 1 de enero de 2012—presentado esta mañana, viernes 16 de diciembre, en la Oficina de información de la Santa Sede.
Benedicto XVI contempla con atención las “preocupaciones manifestadas en estos últimos tiempos por muchos jóvenes en diversas regiones del mundo”. Y ve en ellas sobre todo “el deseo de mirar con fundada esperanza el futuro”. De aquí la elección de la “perspectiva educativa” que caracteriza el mensaje, centrado precisamente en el tema “Educar a los jóvenes en la justicia y la paz”. Y de ahí también el llamamiento a todos los componentes de la sociedad a fin de que tengan debidamente en cuenta “estos fermentos y el impulso idealista” que aquellos contienen.
El Pontífice habla con tono preocupado de las inquietudes que caracterizan el universo juvenil —en particular la "dificultad de formar una familia y encontrar un puesto estable de trabajo"— y recuerda la centralidad de la cuestión educativa. "Los padres son los primeros educadores" —subraya— porque es la familia "la primera escuela donde se recibe educación para la justicia y la paz”. Corresponde al Estado ayudar “a las familias e instituciones educativas a ejercer su derecho-deber de educar” a través de una serie de medidas concretas: entre ellas el Papa indica “una ayuda adecuada a la maternidad y a la paternidad”, la garantía de que “las familias puedan elegir libremente las estructuras educativas que consideren más idóneas para el bien de sus hijos” y el compromiso para favorecer el reagrupamiento de las familias. A los políticos Benedicto XVI pide además que ofrezcan a los jóvenes “una imagen límpida de la política, como verdadero servicio al bien de todos”.
En cuanto a los contenidos de la acción educativa, el Pontífice advierte que ésta “persigue la formación integral de la persona, incluida la dimensión moral y espiritual del ser”. Por ello recuerda que “no se puede sacrificar a la persona para obtener un bien particular, ya sea económico o social, individual o colectivo”. El mensaje papal pone en guardia sobre todo ante “la extendida tendencia a recurrir exclusivamente a los criterios de utilidad, del beneficio y del tener”. Y señala que para educarse “en la compasión, la solidaridad, la colaboración, la fraternidad” es necesario “ser activos dentro de las comunidades y atentos a despertar las conciencias sobre las cuestiones nacionales e internacionales, así como sobre la importancia de buscar modos adecuados de redistribución de la riqueza, de promoción del crecimiento, de la cooperación al desarrollo y de la resolución de los conflictos”.

sábado, 24 de diciembre de 2011

Vivir la Navidad desde la propia vocación

Todos respondemos de una forma u otra a la llamada del Señor. A eso llamamos vocación.Ya seas soltero, casada, religiosa, sacerdote… tu forma de vivir esa vocación condiciona tu forma de afrontar la navidad.

Siempre que llegan estos días nos acordamos de los aguinaldos, esas pagas extraordinarias que sirven para sacar de apuro los gastos en regalos y sabrosas comidas. En el tiempo de Navidad se juega con las luces de colores, y los sonidos concretos –los villancicos-, y esa especie de melodía continua que sale de nuestra boca para desear el bien a los demás en estos días, y durante todo el año. Es un espacio de tiempo, nada más. Un momento que nos centra más en el envoltorio que en el detalle. En lo superficial que en la profundidad de reflexionar sobre cómo haces el bien, y con qué frecuencia procuramos el bien a los demás.

Una vocación bien escogida no necesita de regalos, ni de muchas Navidades, ni de personas generosas en elogios. Sencillamente se vive con alegría, y se da desde el respeto. La vocación es algo más que una profesión. Es una respuesta sencilla, serena y alegre al ritmo diario; como casados, solteros, viudos…todos, si sabemos estar en lo nuestro podemos hacer el bien, sin mirar a quién se lo hacemos. Hoy necesitamos a casados que vivan con alegría la Navidad y el resto del año, a solteros que sepan compartir su tiempo desde la generosidad, viudos que entren a formar parte de historias que merecen ser rescatadas, religiosos, sacerdotes que no estén pensando todo el día en una Iglesia idealista, ni que señalen sólo las debilidades propias en una Institución tan antigua; necesitamos religiosos y sacerdotes apasionados por Cristo, alegres porque comparten los mismos sentimientos de Jesús en cualquier lugar donde se encuentren. Este es el mejor regalo que podemos dar a los demás, durante todo el año. Y esta clase de regalos no se encuentran en los grandes almacenes, o en el comercio cercano. Estos regalos se encuentran en nuestras propias personas, en el interior de cada uno.

La alegría, la capacidad de reconciliación, y relación son manifestaciones de una buena elección. La crítica propositiva es otro elemento que genera ilusión y creatividad en lo que se está haciendo. Todos hemos vivido épocas conflictivas, no tanto por las personas que estaban a nuestro alrededor, más bien por los nudos con los que convivíamos en nuestro interior; aquel que no es capaz de desatar sus nudos, vivirá en conflicto toda su vida, culpando a los demás de su equivocada elección. Y bien sabemos, que los demás no tienen la culpa de la equivocación en la propia vocación. En el lugar donde trabajas quizás tengas que aguantar, a esas personas que equivocadamente no han sabido elegir porque se han dejado llevar de la comodidad, de la apariencia, y de la condición social; el mejor regalo que puedes ofrecerles, sin que se enteren, es la naturalidad con la que vives tu vocación que ofrece perdón, comprensión, paz, sonrisa y búsqueda de la Verdad, que se halla en uno mismo. Esto de estar hablando bonito entre luces de colores, nieve artificial y árboles de plástico nos confunde con lo que es la auténtica Navidad, que es la que vives todos los días desde todo lo bueno que existe en ti, y que no eres capaz de darte cuenta.

No nos dejemos llevar por los grandes envoltorios, las grandes apariencias. Hace unos días me compartía una señora, frustrada por actitudes lejanas al ambón “padre, yo no creo en los grandes oradores, creo en los grandes corazones que sienten y comprenden”. No te quedes con la cáscara de la Navidad. Siente que la mejor Navidad eres tú, pues estás viviendo con lo mejor que has elegido, tu propia vocación. Que ésta sea la primera Navidad sin tanta preocupación material; empieza a convencerte que el mejor regalo eres tú mismo: tu sonrisa, tu manera de abrazar, tu alegría, y sobre todo tu paz. Navidad es lo mejor que hay en ti, para dárselo a otros todos los días, sin esperar nada a cambio.

Francisco Javier Acero Pérez
, agustino recoleto, Parroquia Ntra. Señora de Gudalalupe de los Hospitales, México DF

domingo, 11 de diciembre de 2011

Adviento, la espera de la alegría

«Estad siempre alegres en el Señor; de nuevo os lo repito, alegraos» (1). No dice San Pablo. Y a continuación da la razón fundamental de esta alegría: «el Señor está cerca».

«Alégrate, llena de gracia, porque el Señor está contigo» (2), le dice el Angel a María. Es la proximidad de Dios la causa de la alegría en la Virgen.

Y el Bautista, no nacido aún, manifestará su gozo en el vientre de Isabel ante la cercanía del Mesías (3).

Y a los pastores les dirá el Ángel: «No temáis, os traigo una buena nueva, una gran alegría que es para todo el pueblo; pues os ha nacido hoy un Salvador...» (4). La alegría es tener a Jesús, la tristeza es perderle.

Nosotros estamos alegres cuando el Señor está verdaderamente presente en nuestra vida. Alejados de Dios no hay alegría verdadera. No puede haberla.

El fundamento de nuestra alegría debe ser firme. No se puede apoyar exclusivamente en cosas pasajeras: noticias agradables, salud, tranquilidad... El Señor nos pide estar alegres siempre. Sólo Él es capaz de sostenerlo todo en nuestra vida.

En muchas ocasiones será necesario que nos dirijamos a Él en el Sagrario; y que abramos nuestra alma en la Confesión. Allí encontraremos la fuente de la alegría

La tristeza nace del egoísmo. Quien anda excesivamente preocupado de sí mismo difícilmente encontrará el gozo de la apertura hacia Dios y hacia los demás.

La Virgen llegó a Belén, cansada, y no encontró lugar digno donde naciera su Hijo; pero esos problemas no le hicieron perder la alegría de que Dios se hizo hombre y habitó entre nosotros.


domingo, 4 de diciembre de 2011

EL ADVIENTO COMO ACTITUD: LA ESPERA

Adviento tiene que ver con esperar, esperar el cumplimiento de la promesa, esperar la llegada del anunciado, del Mesías.

- Cuando hablamos de esperanza nos parece que es una cosa más, una virtud más, del montón: esperanza, valentía, caridad, constancia, etc. Una más.

 
- Incluso creemos que lo de la esperanza no es problema para nosotros. Sin embargo yo estoy seguro de que si hacemos un test entre nosotros, resultaría, para sorpresa nuestra, que tenemos una esperanza impresionantemente pequeña.

 
- Los altos niveles de depresión , ansiedad, angustia y tristeza de esta sociedad y de esta vida cristiana nuestra, tienen que ver con la poca densidad de nuestra esperanza.

 
- La actitud de esperar es constitutiva de la personalidad del cristiano.

 
- En el fondo podemos decir que la misión de Jesús fue traer la esperanza a los desesperanzados. A los que se les priva normalmente de la esperanza: a los pecadores, ignorantes, enfermos, muertos, empobrecidos, etc.

 
- En esta cultura en la que vivimos actualmente no se espera nada. Se vive de lo que está aquí. No se confía en nadie. No se deja nada para el futuro. No se espera que vayan a darse cambios que merezcan la esperanza.

 
- Eso no es cristiano. Quizá por eso es que cuesta tanto hablar del verdadero cristianismo. El cristianismo es una religión de futuro, de esperanza.

 
- Lo que nos diferencia a los seguidores enamorados de Jesús con respecto a otros que no lo siguen a él, es que nosotros esperamos que lo más importante, central y definitivo de nuestra vida nos vendrá de Él: el sentido, la realización, la felicidad. Los otros esperan esas cosas, con o sin razón, de otras realidades. De manera que lo que divide entre sí a los humanos es en dónde han puesto su esperanza radical.

 
- Estamos hablando lógicamente de la Esperanza en grande. Esperanza en grande por dos cosas:

 
- 1. Esperar las cosas más grandes como por ejemplo, un mundo que valga la pena, una sociedad sin miseria, la vida abundante, la propia felicidad, el propio crecimiento, la realización de los sueños más ambiciosos.

 
- 2. Y esperar sin garantías, sin pruebas. Basado solo en una palabra. La palabra de Dios.

 
- En la experiencia histórica de Jesús lo que Jesús promete, o sea, lo que expone a nuestra esperanza es proporcionalmente mayor que lo que muestra como presente. La palabra de Jesús es un paquete de promesas que se cumplen en la medida en que las esperamos activamente.

Para la reflexión:
  • Cual es la fuerza de mi esperanza.
  • En qué medida si espero que se cumplirán o ya se están cumpliendo en mí.
  • En qué creo yo que se va  concretizando el cumplimiento de todas estas promesas.  

 


domingo, 27 de noviembre de 2011

Primer domingo de adviento

Nos introducimos en el camino del adviento, un camino en el que encontramos todos los elementos de una vocación.

En este primer domingo ya descubrimos algunas ideas que pueden ayudar tanto a los que buscan y disciernen su vocación como a los que siguen madurando en la respuesta y la misión. (Ver lecturas:  Is 63, 16b-17.19b; 64,2b-7; 1 Cor 1,3-9; Mc 13,33-37)

En nuestra historia vocacional encontramos también muchas dificultades y problemas. Algunas veces será el constatar nuestra propia fragilidad y nuestro pecado; otras el desánimo y sensación de fracaso en el trabajo pastoral; o la desilusión de la vida comunitaria o de unas expectativas que nunca se llegar a realizar, etc… Quizás en esos momentos vivimos la angustia y por ello la tentación de tirarlo todo por la borda porque el peso es demasiado fuerte. ¿Por qué seguir siendo fiel? ¿Por qué mantenerse cuando parece que solo se trata de tener una vida de masoquista con un sufrimiento sin sentido?

En definitiva, ¿por qué seguir fiel a la llamada recibida y a la misión encomendada?

A pesar de todo esto, la certeza es que Dios Padre es quien nos llama y nunca nos dejará solos. Él es nuestro padre, el origen de lo que somos; el alfarero, el artista que nos hace a su gusto (¡pero con qué buen gusto!; porque nos crea a su imagen y semejanza). Es un Dios que hace todo lo posible por el que espera en él, un Dios que sale al encuentro “del que practica la justicia y se acuerda de sus caminos”. Si vivo en la oscuridad de la duda y la crisis será o bien porque me he olvidado de él y ya no espero nada de él, o bien porque ya no sé lo que significa practicar la justicia en mi vida y tengo un corazón de piedra. ¿Por qué la duda en mi vida, en mi vocación, en mi respuesta?
Este Dios, que es Padre, nos ha enriquecido en todo y por ello no carecemos de ningún don (segunda lectura). Por ello tenemos una obligación moral con los dones que nos ha dado. No nos podemos echar en saco roto o guardarlos para nosotros mismos. Son dones, carismas, para la comunidad, para los demás. Dones, en definitiva, dados para la misión. Si reculo, si me echo atrás sería echar a perder los regalos, los dones que Dios me ha concedido y esto no sería justo para aquellos que nos esperan.

Pero lo que más nos tiene que animar es el grito de júbilo del apóstol “¡Y Él es fiel!”. Nunca podremos olvidar esta confesión de fe. Dios, el Padre que nos llama, es fiel a su promesa de estar siempre con nosotros y acompañarnos en la tarea que nos ha encomendado.

Por eso tiene sentido la invitación que Jesús nos hace por tres veces en el evangelio: Vigilad, velad. Porque es momento para la fidelidad, el coraje, la perseverancia, evitando la impaciencia, el sueño, el temor o la relajación. Estos son enemigos de muerte para la vocación. Vigilad, velad, porque hay mucho que hacer, hay mucho en juego hasta la llegada del dueño de la casa.

Para la reflexión:

•¿Qué situaciones del mundo o de la iglesia me desaniman en mi seguimiento del Señor?

•¿En qué circunstancias de vida me encentro más desanimado? ¿Por qué?

•¿Qué significa hoy para mi que Dios sea mi padre y alfarero; y que yo seas la obra de su mano?

•¿Cuáles son los dones y carismas que Dios me ha dado? ¿Para qué me los ha dado? ¿Qué uso hago de ellos?

•¿Cómo vivo la experiencia de fidelidad de Dios para conmigo?

•¿Cómo resuena en tu corazón la invitación de Jesús a velar y vigilar?

domingo, 20 de noviembre de 2011

PADRENUESTRO VOCACIONAL (Beato Santiago Alberione)

Este 26 de noviembre se cumplen 40 años de la muerte del Beato Santiago Alberione, por este motivo hemos querido compartir con ustedes el Padre Nuestro Vocacional que nos dejó.


Padre nuestro, que estás en el cielo, en comunión con toda la Iglesia, te ofrezco a Jesús-eucaristía y a mí mismo, como humilde víctima:

Como adoración y acción de gracias, porque en tu Hijo eres el autor del sacerdocio, de la vida religiosa y de toda vocación.

Como reparación a tu corazón de Padre por los llamados que han descuidado, obstaculizado o abandonado su vocación.

Para compensar en Jesucristo cuanto los llamados han restado a tu gloria, a sus hermanos los hombres y a sí mismos.

Para que todos comprendan el anhelo de Jesucristo: «La mies es abundante, pero los trabajadores son pocos; rogad, pues, al Señor de la mies que mande trabajadores a su mies» (Mt 9,37-38).

Para que se cree en todas partes un clima familiar, religioso y social que favorezca la respuesta de los llamados.

Para que padres, educadores y sacerdotes, utilizando los medios espirituales y materiales a su alcance, orienten cada vez mejor a los llamados.

Para que en la orientación y formación de los llamados sigamos a Jesús Maestro, camino, verdad y vida.

Para que todos los llamados sean santos, luz del mundo y sal de la tierra.

Para que se forme en todos una profunda conciencia vocacional: todos los católicos, con todos los medios, por todas las vocaciones y apostolados.

Para que todos nosotros reconozcamos nuestra ignorancia y pobreza, y la necesidad de acudir siempre, con humildad, al sagrario para pedir luz, misericordia y gracia.

domingo, 13 de noviembre de 2011

Testimonio Vocacional: De banquero a Monje


Un buen día de 2005, David Barrins, un banquero irlandés, exitoso y con gran porvenir, que trabajaba en el centro financiero de Dublín, sorprendió a su familia, a sus amigos y a su empresa al anunciar que dejaba su trabajo para seguir la llamada de Dios y convertirse en monje. Al día siguiente ingresaba en la orden católica de los dominicos y empezaba un noviciado que culminó este domingo cuando se convirtió en sacerdote en la iglesia de Santa María de Cork. El destino quiso que Barrins, de 32 años, fuera ordenado el mismo día que el primer ministro, Brian Cowen, comunicaba que había pedido un préstamo internacional para salvar la economía irlandesa.


Aunque el banquero irlandés se convirtió hace cinco años, había escuchado la llamada de Dios desde muy pequeño, desde los 10 años, cuando era monaguillo en Collooney, un pequeño pueblo bucólico y tranquilo, de apenas 900 habitantes, situado en el condado de Sligo, en el norte de Irlanda. «En ese momento me dije: o la ignoras [la llamada de Dios], o le das una oportunidad y la sigues», explicó al diario local The Irish Examiner. Al final ignoró la llamada de Dios, no se atrevió a explicarlo ni a sus padres ni a sus amigos, y siguió con su vida. Quería casarse y tener hijos como todo el mundo. Terminó la escuela e ingresó en la universidad, donde se licenció en Finanzas. Tenía un gran talento para el negocio del dinero y no tardó en ser contratado por el Allied Irish Bank (AIB), uno de los cuatro principales bancos comerciales irlandeses, como corredor en elmercado de divisas. Se especializó en transacciones internaciones, sobre todo en el yen japonés, convirtiéndose en uno de los corredores con mayor proyección. Barrins tenía su oficina en el centro financiero internacional de Dublín, viajaba continuamente, ganaba mucho dinero y percibía suculentos bonos. Vivía a todo lujo y tenía el mundo a sus pies. Sin embargo, se sentía vacío. «Mi trabajo no me satisfacía en un nivel profundo. Tenía mucho dinero, pero no me sentía independiente», confesó.

Pese a que «fueron años muy divertidos», en su interior seguía recordando aquel día en la iglesia de su pueblo, cuando era un monaguillo. Hasta que decidió hacer público su secreto. Veintidós años más tarde, comunicó a sus padres y amigos que abandonaba el trabajo y regresaba a su Sligo natal para hacer votos de pobreza, obediencia y castidad. Se enclaustró e inició su formación para convertirse en sacerdote. El domingo, ya convertido en el padre Barrins, el ex banquero contó que su estilo de vida anterior, sus viajes, la gente que había conocido, le habían permitido saber lo que el dinero significa y eso le ayuda en su misión actual como cura.

«Mis hermanos de la orden tienen orígenes muy variados, muchos fueron banqueros como yo y hay muchos farmacéuticos también», explicó, «creo que este bagaje nos ayuda a relacionarnos con la gente, nos da la habilidad de hablar sobre el mundo y de hablarle al mundo».

Barrins contó que en ningún momento se ha arrepentido de su decisión y que no echa en falta el lujo: «Decidí que lo intentaría y que me saldría del sistema, y durante este tiempo [de noviciado] he sidomás feliz que en todami vida». Sus padres, sus tres hermanos y sus amigos más íntimos asistieron orgullosos a la ordenación. Ellos le han apoyado desde elmomento en que se lo comunicó. Durante la ceremonia, su rostro parecía relajado y liberado. Por fin había cumplido su sueño.
Autor: DANIEL POSTICO / Londres Especial para EL MUNDO

Una página exclusivamente para tí...

Una página exclusivamente para tí...
clica en la foto

Cómo ser Paulina

entra en Paulinas.org.ve

Beato Santiago Alberione - Fundador de las Hijas de San Pablo (Paulinas)

Beato Santiago Alberione - Fundador de las Hijas de San Pablo (Paulinas)
Beato S. Alberione